POSTALES A SU MEDIDA


Editorial Enero 2010
Doscientos años. Cumpleaños número doscientos.
¿Quién cumple años, la patria o el país? ¿Es lo mismo? ¿Son sinónimos?

La caballería galopando en San Lorenzo, los jujeños quemando sus ranchos para no dejar nada al opresor, los conscriptos correntinos y chaqueños tiritando de coraje allá en Malvinas. ¿Lo hicieron por la patria o el país?
Esos médicos sin nombre que nos curan en hospitales sin recursos, maestros que nos educan en escuelas situadas en parajes ignotos. ¿Por el país o por la patria?
Los que escriben, pintan, hacen música, organizan solidaridad para niños, ancianos o indígenas. ¿Qué quieren? ¿Una patria o un país?
Creo que hay una gran diferencia: la patria es el hogar. Es el lugar donde queremos estar con nuestros afectos y soñar los hijos. Por eso creamos, peleamos y hasta morimos por ella.
El País tuvo y tiene proyectos que nunca fueron de todos. Salvo excepciones, siempre fueron proyectos de minorías. Nos degollamos, perseguimos, exiliamos, desaparecimos en nombre de algunos de esos proyectos. Desde hace décadas, solo encontramos proyectos de exclusión de una parte importante de los habitantes de la patria. Duele el país y mucho.
Por eso preferimos saludar el cumpleaños de la patria. Y pensar que hay muchos que pueden recrearla con el sueño de los que la fundaron. Brindamos para que se pongan en marcha –o sigan adelante- los emprendimientos, los proyectos, las aventuras que se propongan la solidaridad como condición. Puede que así logremos que el país y la patria sean sinónimos
En SUPOSTAL apostamos a ello acompañando cada emprendimiento que surja.
¡¡¡Un buen año lleno de proyectos!!!!

Luis Manevy
SUPOSTAL